La selección catracha superó la etapa final para clasificarse directamente a Brasil gracias a la comodidad de sus juegos en casa (donde sólo cedió dos empates) y, en gran medida, a la histórica victoria ante México en el Azteca en septiembre de 2013.
 
Así demostramos que en Honduras la H no es muda cuando juega la selección.
Ahora nuestra selección está en Brasil, disfrutando de sus playas, sus colores, su música, su gente; pero sobretodo, representándonos.
 
Y nosotros como afición no nos quedaremos fuera de la fiesta, nosotros también tenemos un poco de Brasil en Honduras. Nuestros barrios, nuestro Cristo, nuestros carnavales, nuestras playas, y nuestro pueblo. Ese pueblo que se desvive por la selección, ese pueblo que demostrará una vez más, que aunque no esté presente en Brasil, apoyará a la H como si estuviera ahí. 
 
Es por eso que demostraremos al mundo que la H no es muda en Brasil, desde nuestro país, desde nuestra nación. 
 
 
 
Concept Art & Photography
"Este es mi país y esta es mi nación,
y ser hondureño es mi bendición.
 
Soy Catracho de corazón
y que al mundo no le quede duda,
cuando juega mi selección."
 
Back to Top